18/12/2010

Etiop√≠a: √Āfrica en miniatura

Etiop√≠a: las mil caras de √Āfrica.



Etiopía, el país de la reina de Saba, donde reposa el Arca de la Alianza; la antigua Abisinia cuyos misterios excitaron la curiosidad de exploradores y aventureros, la cuna del café y del Nilo Azul, el país más rico de Africa en tribus y diversidad étnica. Etiopía, un país de paisajes naturales y humanos de perturbadora belleza. Una tierra tan pobre como hermosa.

Etiop√≠a era un destino largamente so√Īado. Diferentes circunstancias me hab√≠an obligado a aplazar este viaje a√Īo tras a√Īo, pero algo me dec√≠a que deb√≠a perseverar e intentar acudir a la llamada de ese rinc√≥n de Africa a la menor oportunidad.
 
Y √©sta se present√≥ de repente, no hace mucho, as√≠ que cog√≠ la c√°mara, met√≠ cuatro camisetas en la bolsa y sal√≠ volando, nunca mejor dicho, antes de que ocurriera algo que volviera a impedir que mi sue√Īo se cumpliera.
 
Mapa de localización de Etiopía.
Volaba sobre El Cairo, a mitad de camino de Addis Abeba, y mi cabeza no paraba de asociar el pa√≠s con esas im√°genes desoladoras que los medios de comunicaci√≥n han mostrado al mundo: ni√Īos hambrientos cubiertos de moscas y tierras cuarteadas por la falta de lluvias.
 
Ciertamente mis pensamientos no eran tranquilizadores, sin embargo algo en mi interior, como si de una corazonada se tratara, me impulsaba a seguir adelante sin prestar atención a estas ideas prefabricadas.
 
Sobrevolando Africa.
Etiop√≠a, situada en el cuerno de Africa, comparte fronteras con Somalia, Eritrea, Yibuti, Sud√°n y Kenia. Su diversidad cultural y geogr√°fica es tan enorme que suele decirse que es la ‚ÄúAfrica en miniatura‚ÄĚ pues entre sus l√≠mites se funden las mil caras de este gran continente.
 
Geogr√°ficamente hablando, Etiop√≠a tiene todos los paisajes imaginables. Todos menos el mar, que lo perdi√≥ al separarse de Eritrea en 1993. Desiertos, sabana, macizos monta√Īosos, llanuras por debajo del nivel del mar, bosques y selvas‚Ķ
 
Al sur la selva se adue√Īa del paisaje.
Etiopía no tiene mar pero cuenta hasta con ocho lagos, algunos entre los más grandes del continente, que proveen de pescado a gran parte del territorio nacional. Un país con una riqueza natural verdaderamente espectacular.
 
Panor√°mica de los lagos Aviata y Shala, separados por un sistema mota√Īoso.
Gran parte del territorio es verde y abrupto -muy abrupto-, como las monta√Īas Siemen, un macizo gigantesco que supera los 4.500m de altitud donde nieva regularmente. En √©poca de lluvias gran parte del pa√≠s es surcado por innumerables torrentes que nacen en cinco minutos y a las pocas horas desaparecen.
 
Esta secuencia de fotos está tomada con ocho minutos de diferencia: el caudal del río se ha cuadruplicado. Está anocheciendo y los pobladores de la zona lo vadean corriendo para no quedar aislados en la orilla opuesta a su aldea.
 
Aguas que alimentan r√≠os como el Tekez√© (‚Äúel terrible‚ÄĚ), capaz de excavar el ca√Ī√≥n m√°s profundo de Africa, el Omo, que apaga la sed del territorio m√°s rico y diverso en tribus de todo el continente, o el Nilo Azul, cuyas fuentes proveen el 85% del caudal del rey de todos los r√≠os, el Nilo fara√≥nico.
Las impresionantes cataratas del Nilo Azul.
La cara opuesta se encuentra en la regi√≥n colindante con Somalia y Yibuti, la m√°s √°rida del planeta, donde pueden pasar a√Īos sin que caiga una gota de agua debido a que el monz√≥n, que viene del Oeste, descarga toda la lluvia antes de llegar a la zona m√°s oriental del pa√≠s. Una vez ah√≠, el monz√≥n se transforma en un viento seco y abrasador que asola la regi√≥n haciendo de ella un infierno.
 
En esta zona se encuentra la depresi√≥n del Danakil, una llanura situada a 155m. bajo el nivel del mar donde la temperatura media es de 50¬ļC durante la estaci√≥n seca. Est√° considerado el lugar m√°s caluroso del planeta y as√≠ debe ser porque a pesar de mi insistencia, mi gu√≠a siempre rechaz√≥ llevarme a esa regi√≥n: ‚Äúhacen falta 15 litros de agua por persona y d√≠a y veh√≠culos muy bien equipados para poder sobrevivir‚ÄĚ, me espetaba con cara angustiada.
 
Mujeres yendo a recoger el agua de cisternas.
En Etiop√≠a el 80% de la poblaci√≥n se dedica a la agricultura ‚Äďcaf√© y cereales predominantemente- pero s√≥lo la cuarta parte de la tierra cultivable est√° explotada por falta de recursos para canalizar el agua. Un hecho que llama poderosamente la atenci√≥n del visitante es el ingente n√ļmero de vacas, ovejas y cabras que pastan por todo el pa√≠s. Sorprendido por este hecho me informaron de que Etiop√≠a es ¬°la novena potencia ganadera del mundo!.
 
La mayoría de la población vive del campo.
En mi vida he visto tantas vacas juntas, hasta el punto de que, en ocasiones, circular por el pa√≠s es una tarea arriesgada debido a la descomunal cantidad de reba√Īos que transitan por sus caminos. De hecho, mi todoterreno atropell√≥ a varios animales y en todos los casos tuvimos que negociar con los jefes de las tribus los da√Īos ocasionados. El conductor siempre tiene la culpa, aunque el veh√≠culo circule con prudencia y sea el animal, asustado o distra√≠do, el que se lance a sus ruedas.
 
El ganado se traslada por caminos y carreteras.
Etiop√≠a es un verdadero mosaico de razas y culturas por lo que resulta muy arriesgado generalizar sobre este pa√≠s. Los numerosos grupos √©tnicos se reparten el pa√≠s en nueve estados en los que conviven naciones y nacionalidades bajo un mismo ‚Äďy lejano- gobierno federal central.
 
Los et√≠opes m√°s antiguos son los Amara. Representan el 30% de la poblaci√≥n y ocupan la capital, Adis Abeba y la regi√≥n que lleva su nombre, Amara. Son los herederos de la antigua Abisinia y por ello su idioma, el ‚Äúamari√Īa‚ÄĚ (amarica) y su religi√≥n, la Iglesia ortodoxa et√≠ope, han sido oficiales durante los √ļltimos siglos.
 
Lalibela, el corazón de la Iglesia ortodoxa etíope.
Los Oromo son la etnia m√°s numerosa, el 40%, y habitan en el estado de Oromiya. Hablan el ‚Äúoromi√Īa‚ÄĚ y se cree que provienen de Sud√°n. Se trata de un grupo muy heterog√©neo que habla diferentes dialectos y practica religiones diversas, aunque mayoritariamente son musulmanes.
 
El tercer gran grupo √©tnico son los ‚ÄúTigres‚ÄĚ que ocupan el estado de Tigray, a caballo entre el norte de Etiop√≠a y Eritrea. Su idioma es el ‚Äútigri√Īa‚ÄĚ y representan el 6% de toda la poblaci√≥n.
 
Joven oromo de religión sunní.
El resto del territorio lo ocupan un sinf√≠n de razas y pueblos, como los somal√≠es, que viven en la regi√≥n fronteriza con Somalia, los Afar, n√≥madas del aterrador desierto de Danakil o la mir√≠ada de tribus que habitan en el estado de las ‚ÄúNaciones y Pueblos del Sur‚ÄĚ, muy cerca de Kenya.
 
La lengua oficial es el amari√Īa pero cada pueblo tiene su propio idioma o dialecto, hasta el punto de que muchas veces no se entienden entre tribus de una misma regi√≥n. Para el visitante es imprescindible contratar un gu√≠a local en cada zona que se visita si no quiere quedar aislado de todo lo que le rodea.
 
Familia de la tribu Erbore.
En medio de un pa√≠s tan singular, a caballo entre desiertos inhabitables y f√©rtiles tierras, entre monta√Īas, selvas y sabanas, se muestra la mayor riqueza de esta naci√≥n, su diversidad √©tnica. El viajero queda perplejo ante el fascinante mundo de sus tribus, sus formas de vida, culturas, vestimentas‚Ķ
 
Grupos humanos que en muchos casos practican modos de vida del per√≠odo neol√≠tico, que hablan idiomas √ļnicos, que visten con pieles de cabra, y se decoran el cuerpo con pigmentos, escarificaciones y cualquier vegetal u objeto que les llame la atenci√≥n. Sencillamente extraordinario.
 
Ni√Īas de la etnia Desenech.
Toda Etiop√≠a est√° cubierta de peque√Īos poblados y chozas que emergen entre cultivos, bosques y sabanas. Las chozas se construyen con hojas de falso pl√°tano, troncos de eucalipto o ca√Īas de cereal, frecuentemente aglomeradas con barro.
 
Si la construcción es rectangular, las techumbres originales de palma o ramas se están sustituyendo por planchas de aluminio ondulado por su escaso mantenimiento y precio asequible. Con ellas es obligado dejar una cámara de aire para no convertir la choza en un horno.
 
Típica vivienda construída a base de troncos y ramas.
En Etiopía hay tres grandes grupos religiosos: el mayoritario -50% de la población- es cristiano, seguido del Islam en su rama sunní, practicada por el 40% del país, y el resto, las tribus, observa cultos animistas ancestrales.
 
Casi todos los cristianos pertenecen a la Iglesia Ortodoxa et√≠ope emparentada con los coptos egipcios y su patrimonio cultural es una aut√©ntica joya de la antig√ľedad. Se puede viajar a Etiop√≠a s√≥lo por visitar sus ancestrales iglesias. Semejante tesoro bien merece un pr√≥ximo art√≠culo monogr√°fico en esta secci√≥n.
 
Interior de una de las clásicas iglesias etíopes con sus frescos policromados.
Pero hay más, mucho más que conocer en este país que antes de ser Abisinia fue el gran imperio de Axum, fundado por el hijo del rey Salomón y Makeda, la mítica reina de Saba que compitió en belleza e inteligencia con la egipcia Cleopatra.
 
Aqu√≠ naci√≥ tambi√©n ‚ÄúDenkenesh‚ÄĚ (‚Äúeres maravillosa‚ÄĚ) y ‚ÄúSelam‚ÄĚ, la primera mujer y la primera ni√Īa del mundo, cuyos restos f√≥siles, excepcionalmente bien conservados, tienen una antig√ľedad de 3,5 y 3,3 millones de a√Īos.
 
Reproducción de los restos de Denkenesh, los más antiguos de la humanidad. Museo Nacional de Etiopía.
Otro atractivo de Etiop√≠a es que se trata del √ļnico pa√≠s africano que no ha sido colonizado jam√°s. Este factor unido a la altitud de su territorio la aisl√≥ e hizo que siguiera su propia evoluci√≥n natural, libre de influencias ajenas. De ah√≠ la singularidad de todas sus manifestaciones e incluso de sus religiones.
 
Mujer de la tribu Mursi.
Salí rumbo a Etiopía con alguna sombra de aprensión hacia lo que podría encontrarme, pero he vuelto con la sensación de haber hecho uno de los viajes más completos e impactantes de mi vida. ¡Qué lejos han quedado aquellos prejuicios!
 
La recorr√≠ de Sur a Norte y descubr√≠ un pa√≠s con una naturaleza exuberante, un patrimonio hist√≥rico imposible de cuantificar y una diversidad cultural √ļnica en el mundo.
 
Paisajes de tierras verdes y fértiles cuando les llega el agua.
Un pa√≠s donde la naturaleza es tan generosa ¬Ņc√≥mo puede ser una de las regiones m√°s pobres del planeta?
 
Un territorio que recibe lluvias tan abundantes ¬Ņc√≥mo puede padecer sequ√≠as?
 
Una naci√≥n con tierras tan f√©rtiles y tanto ganado ¬Ņc√≥mo puede tener hambre?
 
Anciano etíope.
√Čstas y otras preguntas rondan en mi cabeza desde que volv√≠. Por desgracia conozco la respuesta ya que no es el √ļnico pueblo que padece la corrupci√≥n de sus gobernantes y la codicia de empresas y gobiernos extranjeros. La causa del hambre no es la sequ√≠a sino la pobreza, la colosal escasez de medios que tiene que padecer este pueblo cada d√≠a que amanece. ¬°Pobre Etiop√≠a!
 
Anochecer sobre Lalibela, el corazón de Etiopía.
Aqu√≠ iniciamos una serie de cap√≠tulos dedicados a Etiop√≠a. En las tarjetas de mi c√°mara han quedado grabadas im√°genes de lugares y gentes extraordinarias que han tallado en mi memoria momentos inolvidables, vivencias √ļnicas y sensaciones irrepetibles.
 
Y yo me pregunto si mis fotografías y comentarios sabrán transmitir las emociones y el respeto que me causa este asombroso país.
 
Todos los derechos reservados.
Este artículo se publica también en la página web "DigitalCamaraLens.com", dentro de la sección "Grandes Viajes".
 
DigitalCamaraLens.com es la web espa√Īola m√°s prestigiosa en an√°lisis de equipos fotogr√°ficos y en especial de objetivos, de los que cuenta con una enorme base de datos en la que podr√°s consultar las pruebas y test de los que te interesen.
 
Prohibida la reproducción total o parcial de textos o imágenes.
 
 

thenor

Hola que tal, una excelente publicación, me gustaria saber sobre la primera iglesia ortodoxa no católica, me podrías ayudar?
gracias blessed.

30/06/2012

Administrador.

Hola Juan Manuel:

Cuando terminemos la serie dedicada a las tribus tenemos previsto publicar un reportaje monográfico sobre la historia del Arca y la iglesia ortodoxa de Etiopía, una relato realmente interesante como muy bien dices.

Gracias por tu opini√≥n y tus palabras. En una peque√Īa web como √©sta se agradece el doble.

Un cordial saludo.

AZKEN MUGA - La √öltima Frontera

05/08/2011

Juan Manuel

Excelente documental, fotografías y comentarios. Hubiera sido interesante conocer mas a fondo la teoría de que el arca perdida se encuentra en alguno de los templos de Etiopía y fotos de las cruces católicas mas bellas del mundo.

Gracias por compartir estas experiencias con el mundo.

Saludos,
Juan Manuel

05/08/2011

Si deseas publicar alg√ļn comentario sobre este reportaje s√≥lo tienes que rellenar todos los campos del formulario inferior.

Usuario

Email (no se publicar√°)

Comentario sobre el reportaje

Azken Muga :: Blog de Viajes