03/02/2013

Tribus de Etiopía: los Karo, el pueblo del río.

Tribus de Etiopía: los Karo, el pueblo del río.



Continuando con nuestra visita a las diferentes tribus que habitan en el valle del Omo, sin duda alguna la que más se identifica con este gran río es la etnia Karo; su imagen es indisociable del Omo en cuyas orillas y meandros emergen las escasas aldeas de esta tribu.

Todo el que ha visitado este grupo étnico recuerda sus cuerpos pintados con yeso, las flores con las que se decoran la cabeza y los caprichosos meandros del río Omo a su paso por los poblados Karo.
 
Se trata de una tribu al borde de la extinción; su población no llega a los 1 000 individuos y sus costumbres y formas de vida siguen siendo las mismas que hace 500 años, la única diferencia entre los antiguos y los actuales Karo es que éstos disponen de bidones de plástico - que se ven en toda Etiopía - para acarrear el agua del río.
 
También continúan profesando la religión animista de sus ancestros y su lengua es la misma que la de los Hamer a los que les une un pasado común.
 
Los Karo provienen de la región montañosa habitada por los Hamer Banna, de donde emigraron a causa de un gran sequia que asoló aquel territorio. Buscaban pastos para su ganado y cuando vieron estas orillas del Omo no se lo pensaron dos veces, habían encontrado su tierra prometida.
 
Originariamente era una tribu de ganaderos y cazadores pero se vieron obligados a aprender a cultivar y recolectar para subsistir debido a que las continuas plagas de la mosca Tsé-Tsé hacían enfermar a los animales y diezmaban sus rebaños.
 
Hoy en día la agricultura de los Karo se basa en el cultivo del sorgo, maíz y judías. Completan su dieta con miel y  pescado que extraen del río.
 
Como en la mayoría de estos grupos étnicos la ornamentación corporal es fundamental en su sociedad. Se pintan el cuerpo y la cara para resaltar su belleza, para representar su posición social o para exhibir que han matado a un enemigo o algún animal feroz.
 
Por su parte las mujeres se tiñen el cabello con tierra y grasa animal, se cuelgan grandes collares y en los brazos lucen numerosos brazaletes y pulseras. Las faldas de piel que visten son muy parecidas a las que hemos visto en las mujeres Hamer, otro detalle que demuestra su pasado común.
 
Del mismo modo, los jóvenes varones Karo han de superar la ceremonia del “salto de la vaca” que vimos en el reportaje que dedicamos a los Hamer.
 
La escarificación desempeña una importante función en la decoración corporal de los Karo. Los hombres se hacen moños y se pintan de barro después de haber matado a un ser humano que fue su enemigo o a un animal peligroso.
 
El peinado femenino consiste en llevar la cabeza afeitada por las sienes y el pelo de la parte superior atado en pequeños nudos abultados. En las ocasiones especiales se lo tiñen y embadurnan con tierra y grasa animal.
 
Los Karo son reconocidos inmediatamente por la pintura de su cuerpo. Se untan el torso con pintura de yeso dibujando motivos que imitan el plumaje de algunas aves de su territorio.
 
Llevan la cara pintada con vistosas mascaras faciales para las que utilizan una pasta elaborada a base de agua, yeso, carbón, polvo de piedra amarilla y mineral de hierro.
 
Otro elemento distintivo de su decoración son las flores de vivos colores que mujeres y niños llevan en las orejas o atravesándoles el labio inferior.
 
Y también, como en casi todas las aldeas de tribus africanas, los Karo levantan empalizadas en el centro de la aldea para proteger el ganado, su propiedad más valiosa, del ataque de animales salvajes.
 
Y aquí termina la visita a esta tribu tan singular, un grupo humano que tiene sus días contados debido a la presión del turismo creciente en la zona y al sistemático olvido del gobierno de la nación. Cada vez es más difícil encontrar pueblos que vivan ajenos a nuestro trepidante mundo.
 
Estos artículos se publican también en la página web DigitalCamaraLens.com, dentro de la sección "Grandes Viajes".
 
DigitalCamaraLens.com es la web española más prestigiosa en análisis de equipos fotográficos y en especial de objetivos, de los que cuenta con una completa base de datos en la que podrás consultar las pruebas y test de los que te interesen.
 
Prohibida la reproducción total o parcial de textos o imágenes sin previo consentimiento.

Si deseas publicar algún comentario sobre este reportaje sólo tienes que rellenar todos los campos del formulario inferior.

Usuario

Email (no se publicará)

Comentario sobre el reportaje

Azken Muga :: Blog de Viajes